Buscar
  • Fabián Alfonso (Nano) Gómez T.

Los micro gestos ¿código de comunicación innato o vestigios del origen de la comunicación gestual?

Actualizado: may 7


Todas las personas reconocemos que podemos comunicarnos a través de gestos, hemos construido un código antropológico universal que trasciende los idiomas. Por ejemplo, las formas en que movemos la cabeza para afirmar o negar, son códigos que comprendemos los humanos en cualquier lugar del mundo. Del mismo modo fruncir el ceño con fuerza, girar los ojos mientras se rebufa y otros macro gestos, tienen la capacidad de transferir información totalmente clara a otra persona sobre nuestra reacción emocional frente a un evento.


Sin embargo, existe otro tipo de gestos más sutiles. Los micro gestos son gestos que pueden durar fracciones de segundos y que movilizan de forma sutil los músculos faciales. A diferencia de los macro gestos, tiene la cualidad de ser completamente involuntarios, por lo que aún cuando una persona desee camuflarlos su rostro los efectuará. Esta cualidad ha sido usada por psicólogos, periodistas, antropólogos, entre otros profesionales, para encontrar información sobre las emociones humanas en quien desea disimularla.


Así, sabemos que una vez una persona ha estudiado el significado de cada micro gesto y se ha entrenado para captar la información gestual en las fracciones de segundo, ha descifrado un código comunicativo en estos. Sin embargo, en Camelot nos hicimos una pregunta ¿Los micro gestos son códigos de comunicación innatos? Es decir ¿Las personas no entrenadas para descifrarlos pueden obtener información de los micro gestos ajenos? ¿Nuestros micro gestos están diseñados para enviar una información a un receptor humano o por el contrario estos micro gestos no son un diseño sino un vestigio del desarrollo de los macro gestos?


Cómo organización dedicada al trabajo con seres humanos y cómo grupo curioso de seguir comprendiendo su conducta, decidimos hacer un experimento para obtener información que nos ayudara a concluir con respecto a las preguntas anteriores.


El experimento consistió en crear parejas de personas (persona A y persona B). La persona A estaría observando diferentes estímulos visuales de manera consecutiva. La persona B, sería un observador. La apersona A, debería intentar mantener su rostro lo más estático posible y escribir en una hoja, que sensación o emoción le producía cada estímulo al aparecer. La persona B, debía interpretar los micro gestos que hiciera la persona A durante cada estímulo y escribirlos en una hoja. Ninguna de las personas tipo B tenía entrenamiento en lectura de micro gestos. El experimento se realizó en 4 grupos y se observaron 5 estímulos en cada grupo.


Los resultados del experimento mostraron que en menos del 40% de los casos, los observadores alcanzaban a detectar un micro gesto y en menos del 20% de los casos, la interpretación hacía del micro gesto coincidir con la sensación o emoción que manifestaba tener la persona expuesta al estímulo.


Esta información nos lleva a pensar que nuestros micro gestos son vestigios evolutivos del desarrollo de nuestros macro gestos y que no representan un sistema de comunicación innato e inconsciente. Esto explica por qué tenemos la posibilidad de actuar en contra de lo que pensamos o sentimos frente a otros seres humanos, sin que puedan descubrir con facilidad que es lo que sentimos realmente. De lo contrario, nuestros micro gestos expondrían constantemente nuestro sentir, aún si quisiéramos disimularlo.



Fabián Alfonso Gómez Tenorio

Ingeniero Civil

Facilitador Prime

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo